El Nacional

Juan Guaidó acusó al gobierno de su país, al que tacha de dictadura, de tener «miedo a la voluntad del pueblo» por las condiciones impuestas por el Consejo Nacional Electoral para recabar apoyos que activen un referendo para revocar a Nicolás Maduro.

«Por miedo a la voluntad del pueblo hoy, nuevamente, la dictadura cometió un fraude. Son minoría y arrebataron el evento plebiscitario sin guardar ninguna forma. Vamos a insistir en condiciones para elecciones libres y justas, donde la voluntad de los venezolanos se respete», escribió Guaidó en Twitter.

Este miércoles se realizó, durante doce horas, una jornada de recolección de las firmas necesarias (correspondientes a 20% del electorado en cada estado) para activar el referendo que revoque a Maduro, tal como anunció el pasado viernes el CNE.

La recolección de firmas, para la que el CNE fijó 12 horas, comenzó a las 6:00 am y culminó a las 6:00 pm de este mismo miércoles.

Debido a esas condiciones que los promotores han calificado de «bufonada», los organizadores han optado por no llamar a los venezolanos a la jornada de recogida de firmas, pese a lo cual, algunos ciudadanos han acudido.

Desinformación y soledad

Los puntos instalados por el CNE este miércoles para la recolección de las firmas estuvieron «desolados» y en ellos reinó la desinformación, según constató Efe y denunciaron los propios promotores.

«Nuestros observadores de el Movimiento Venezolano por el Revocatorio —Mover— nos informan la desolación de los puntos de convalidación de la farsa del CNE. Exigimos un cronograma electoral apegado a la Constitución», denunció esta organización, una de las promotoras de la solicitud de activación de un eventual referendo, en Twitter.

Efe constató que pocas personas se acercaron en Caracas a los puntos dispuestos por el ente electoral y que muchos de ellas desconocían las implicaciones del procedimiento.

Es el caso de Apoledor Pacheco, un venezolano de 66 años de edad que se acercó a un sitio de recolección de firmas en Petare, condenó la falta de información.

«Me logré medio enterar porque vi un programa de la televisión para recoger las firmas, pero me sorprendió ayer, me sorprendí…, yo pensé que esto iba a ser diferente, que iba a haber una orientación al país para saber qué día era y cómo se iba a hacer, pero veo que no hay nada». dijo Pacheco a Efe.

Los distintos puntos instalados en la capital de Venezuela tampoco contaban con una identificación que explicara a los ciudadanos el objetivo del despliegue.

Al respecto, Óscar Arnal, miembro de Mover, indicó que esta organización llamó a la ciudadanía a no participar en el proceso de recolección de firmas, por considerar ilegales las condiciones.

«Se está creando la ilusión de que sí, de que se abrió un proceso que no se abre realmente, sino que se abre para cumplir una especie de formalidad y eso castiga totalmente la soberanía popular», dijo Arnal a la prensa.

El dirigente político tildó de «imposibles» las condiciones acordadas para la activación del revocatorio y recordó que el CNE informó del proceso dando solo «dos días hábiles» para que la ciudadanía se enterara.

«La gente, evidentemente, no está enterada de lo que está sucediendo hoy en Venezuela porque esto hay que divulgarlo y la gente tiene que tener conocimiento. Hay quien se enteró ayer por las declaraciones de amenazas del régimen, precisamente del señor Diosdado Cabello, que abrió las puertas para una nueva lista negra», denunció Arnal.

El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, afirmó el pasado lunes que acudirá al CNE para solicitar la lista de personas que firmen para activar el referendo.

En 2003, diversos partidos políticos y miembros de la sociedad civil promovieron la realización de un referendo revocatorio al entonces presidente Hugo Chávez y los datos de los firmantes fueron publicados en una página web llamada popularmente «Lista Tascón».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here