Agencias

El escándalo de la compañía Monómeros “nace” en Barranquilla pero “repica” en Caracas y Bogotá, y es que a dicha empresa la habrían “hackeado desde adentro”, según reseñó el portal de investigación Armando.Info.

De acuerdo a los reporteros Roberto Deniz y Jineth Prieto, la crisis de gestión y reputación de la compañía, en manos del Gobierno interino de Juan Guaidó en Venezuela desde abril de 2019, “esconde pugnas e intrigas de facciones político-empresariales venezolanas, pero también de compañías y renombrados bufetes de abogados colombianos, así como el rol de quien fuera el enlace político entre el interinato y la Casa de Nariño, residencia oficial de la presidencia de Colombia, luego del desconocimiento del Gobierno de Iván Duque al régimen chavista”.

“El 29 de enero de 2019, cuando el equipo de Guaidó ni siquiera había oficializado la constitución de la embajada en Bogotá, el entonces canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, que fallecería casi dos años después, recibió una carta de Guaidó en la que este solicitaba de manera formal el congelamiento de ‘los activos pertenecientes a la sociedad Monómeros Colombo Venezolanos’”, destacaron Deniz y Prieto este domingo, quienes resaltaron que Monómeros es una compañía “que despierta más codicias que lealtades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here