Agencias

La Misión de Determinación de Hechos de Naciones Unidas reveló que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) aplican tácticas de torturas nazis.

En su nuevo informe, que documenta el rol del sistema judicial en la perpetración de las graves violaciones de derechos humanos en Venezuela, los expertos independientes de la ONU reseñaron que efectivos de la DGCIM aplicaron mecanismos de tortura del régimen nazi en contra de uno de los acusados en el caso Gedeón.

“El 7 de agosto de 2020, uno de los acusados en el caso Gedeón declaró ante el Cuarto Tribunal de Control con Competencia en Casos de Terrorismo durante la audiencia preliminar que, entre la fecha de su detención el 20 de abril de 2020 y la fecha de su audiencia de presentación el 8 de mayo de 2020, agentes de la DGCIM supuestamente lo interrogaron bajo tortura, incluso asfixiándolo con una bolsa, resultando necesario en una ocasión que fuera trasladado a un hospital militar para ser reanimado. Dijo al Tribunal de Control que, tras negarse a hacer las declaraciones que le plantearon durante la sesión de interrogatorio, funcionarios de la DGCIM le dijeron que aplicarían el “Sippenhaft” (una táctica de castigo colectivo utilizada por los nazis), que consistía en encarcelar a sus familiares como forma de presión. Dijo al tribunal que algunos funcionarios de la DGCIM fueron posteriormente a su casa y arrestaron a sus dos hermanas y a su cuñado, quienes fueron retenidos en la DGCIM de Boleíta durante 32 días. En el acta de la audiencia de presentación, no se indica que el Tribunal de Control haya tomado ninguna medida tras recibir esta información”, denunció la Misión de la ONU.

Sippenhaft fue un concepto jurídico establecido en la Alemania Nazi según el cual la responsabilidad de un acusado por crímenes contra el Estado se extendía automáticamente hacia sus parientes, quienes también eran arrestados y condenados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here