Agencias

El Gobierno de Gran Bretaña sancionó por corrupción al empresario colombiano Alex Saab, detenido en Cabo Verde, informó la cancillería británica el jueves.

Saab está detenido desde junio de 2020 en Cabo Verde. En este momento cumple arresto domiciliario. El gobierno de Nicolás Maduro lo ha catalogado como su «enviado especial».

En el comunicado, el ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, hizo el anuncio, argumentando que la medida sobre Saab y sancionados de otras naciones ocurren por «privar a países en desarrollo de recursos vitales».

El texto indica que además de Saab, fueron sancionados otras personas por casos similares en Guinea Ecuatorial, Zimbabwe e Irak.

Ademá de Saab, el comunicado designa a Enrique Pulido Vargas «por explotar dos de los programas públicos de Venezuela que se establecieron para proporcionar alimentos y vivienda asequibles a los venezolanos pobres».

«(Saab y Pulido Vargas) se beneficiaron de contratos adjudicados incorrectamente, en los que los bienes prometidos se entregaban a precios muy inflados. Sus acciones causaron más sufrimiento a los venezolanos que ya estaban en la pobreza, para su propio enriquecimiento privado», indica el texto.

Sobre la medida, Raab expresó en el comunicado: «La acción que hemos tomado hoy está dirigida a personas que se han llenado los bolsillos a expensas de sus ciudadanos. El Reino Unido está comprometido a luchar contra la plaga de la corrupción y hacer rendir cuentas a los responsables de su efecto corrosivo. La corrupción agota la riqueza de las naciones más pobres, mantiene a su gente atrapada en la pobreza y envenena el pozo de la democracia».

Expuso además que las medidas del Reino Unido siguen a otras bajo el régimen de sanciones globales anticorrupción anunciadas en abril, que se dirigió a 22 personas involucradas en casos graves de corrupción en Rusia, Sudáfrica, Sudán del Sur y América Latina.

Más del 2% del PIB mundial se pierde a causa de la corrupción cada año. La acción de hoy demuestra el compromiso continuo del Reino Unido con la lucha contra la corrupción, indicó el texto de la cancillería británica.

Otros datos sobre Saab y Pulido

En julio de 2019, la Fiscalía del Distrito Sur de Florida acusó formalmente a Saab y su socio Pulido Vargas por conspirar para cometer lavado de dinero y por lavado de dinero, relacionados con un “plan para pagar sobornos para aprovechar el tipo de cambio controlado por el gobierno de Venezuela”.

La acusación indica que desde 2011 y hasta 2015, aproximadamente, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar el producto de un esquema del soborno. Explican que se trataría de más de 350 millones de dólares.

Según el texto, en noviembre de 2011 Saab y Pulido obtuvieron un contrato para construir viviendas de bajos ingresos. En ese contexto, habrían aprovechado del cambio oficial venezolano presentado documentos de importación falsos para bienes y materiales que nunca llegaron y sobornando funcionarios para la aprobación esos documentos.

Saab fue sancionado por el Departamento de Tesoro de Estados Unidos y señalado de tejer una red de corrupción que permitió al gobierno en disputa de Nicolás Maduro obtener “lucros significativos mediante importaciones de alimentos y su distribución”.

En la nota donde se anuncia las sanciones, indican que Saab se beneficio de los contratos con el gobierno de Venezuela, incluido el programa de subsidio de alimentos, los Comité Local de Abastecimiento y Producción o CLAP. 

Explican, además, que a través de una red de compañías fantasma, socios comerciales y miembros de la familia, “Saab lavó cientos de millones de dólares procedentes de corrupción”.

El texto explica que los lazos de Saab y Pulido con Venezuela van desde 2009, cuando el expresidente Hugo Chávez estaba en el poder y ganaron un contrato para construir 25.000 viviendas en Venezuela por “tres o cuatro veces el costo real”.

Corrupción y «sufrimiento»

El gobierno interino de Juan Guaidó, líder opositor venezolano a quien el Reino Unido y otros 50 gobiernos del mundo reconocen desde 2019 como mandatario de Venezuela, expresó su agradecimiento al gobierno británico por las medidas.

“Ese es el ‘diplomático’ que Nicolás Maduro defiende en Cabo Verde. Reino Unido reafirma que los crímenes de Saab para su propio enriquecimiento causaron más sufrimiento a los venezolanos”, escribió en Twitter el embajador del gobierno interino venezolano en Estados Unidos, Carlos Vecchio.

El gobierno de Maduro identifica a Saab como un enviado especial para asuntos humanitarios, con condición de diplomático. Con ese argumento, exige su liberación inmediata y denuncia que su arresto en Cabo Verde fue ilegal.

Vecchio se refirió al efecto de la corrupción en la crisis que vive Venezuela y pidió que los sancionados “respondan por sus crímenes”. “La única verdad es que la corrupción de la dictadura ha saqueado el dinero de los venezolanos en favor de sus mafias. La corrupción no solo roba dinero sino derechos sociales y el futuro de millones. Deben responder por sus crímenes”, tuiteó Vecchio.

Sanción y oro

El experto y docente universitario en cátedras sobre relaciones internacionales en la Universidad Central de Venezuela, Luis Angarita, opina que las sanciones anunciadas por el Reino Unido contra Saab y Pulido Vargas guarda relación con el litigio que dirime la Corte Suprema inglesa en cuanto a la competencia de Maduro o Guaidó sobre 31 toneladas de oro de las reservas venezolanas.

“Como hay una disputa sobre el reconocimiento (de quién gobierna Venezuela), que pueda poner en duda el apoyo a la oposición, este gesto (las sanciones) termina por afianzar lo que es la política exterior británica, a pesar de la disputa judicial en Londres”, expresa Angarita a la VOA.

El Banco Central de Venezuela, afín a Maduro, intenta rivindicar legalmente su competencia sobre esas toneladas de oro, mientras Guaidó, con una junta ad hoc de un BCV designado por el Parlamento en julio de 2019, hace lo propio.

“Creo que tiene que ver con el juicio por las competencias del oro monetario que se está llevando a cabo esta semana en Londres. La controversia es sobre a quién reconoce el Reino Unido y quién tiene el poder de administrar el oro custodiado por los británicos», indicó el experto.

Desde el lunes y hasta este jueves, los cinco magistrados de la Corte Suprema del Reino Unido realizan audiencias para escuchar los argumentos de las partes a fin de determinar quién tiene la competencia sobre 31 toneladas de oro venezolano resguardadas en el Banco de Inglaterra. El día del inicio de la ronda de exposiciones, el gobierno británico reafirmó que reconoce a Guaidó como presidente interino de Venezuela en un documento que hizo llegar al tribunal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here