A actuar con prudencia llamó Corposalud para evitar mordeduras de serpiente
María Gabriela Rico, coordinadora regional de Zoonosis.

A la prudencia y al uso adecuado y oportuno de implementos de seguridad, instó Corposalud a la población para reducir el número de casos de mordedura de serpiente en el Táchira, sobre todo en esta temporada de lluvias.  


María Gabriela Rico, coordinadora regional de Zoonosis, indicó que si bien se registra un descenso de casos de empozoñamiento en comparación con el año pasado, es preciso reiterar que el número de kits de suero antiofídico que llegan a la entidad es limitado y el único centro de salud que los recibe es el Hospital Central, por lo que en  ocasiones el producto biológico se hace insuficiente para atender a todos los pacientes. 


«En el año 2020 a la semana 28 se contabilizaban 68 casos de mordedura de serpiente, este año para la misma fecha solo hay 40,  pese al descenso se hace necesario que la población actúe con prudencia en las zonas donde se han venido presentando mayor cantidad de empozoñamientos», agregó. 


Rico destacó que la zona donde ocurren con mayor frecuencia las mordeduras en el Táchira es en la zona sur, específicamente los municipios Fernández Feo y Libertador.


En estos momentos de lluvia, dijo Rico, es más propensa la presencia de serpientes en algunas zonas, por ello es que desde Corposalud se insta a usar el calzado correcto, es decir, botas de caña alta, si se realizan labores agrícolas. A no meter las manos o pies en huecos de árboles, debajo de piedras, sin tener protección adecuada.

Si la serpiente es visible lo más sensato es alejarse. También es fundamental mantener el control de roedores, pues estos pueden atraer a las culebras. 


 «Recordemos que las serpientes son animales silvestres, sean venenosas o no si se sienten amenazadas, van a atacar. Necesitamos que actúen con prudencia ya sea en zonas rurales o urbanas», aseveró

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here