Violencia y muerte imperaron durante el 2020 en los estados fronterizos

El trabajo de investigación denominado Curva de la violencia 2020 realizado por FundaRedes reveló, con  cifras realmente escalofriantes, como en los estados Zulia, Bolívar, Táchira, Apure, Amazonas y Falcón imperaron la muerte y la violencia durante el 2020 a pesar de las restricciones impuestas por el Estado venezolano por la pandemia COVID-19.

«Más de 1600 homicidios, 208 desapariciones o secuestros y 555 enfrentamientos armados se registraron en las entidades fronterizas de Venezuela durante el 2020” afirmó Javier Tarazona director general de FundaRedes 

Un interesante conversatorio, que contó con la participación de reconocidos  panelistas como Sebastiana Barraez,  Rocío San Miguel,  Fermín Mármol García, Javier Ignacio Mayorca y Javier Tarazona, fue el escenario para la presentación de los resultados del informe que reflejó los índices de violencia en la entidades fronterizas durante el pasado año.

El estudio destaca que los estados fronterizos más violentos en el 2020 fueron Zulia, Bolívar y Táchira.

FundaRedes asegura que Táchira y Zulia tienen la actividad comercial más dinámica de América Latina y a pesar del cierre fronterizo tanto por Colombia como por Venezuela debido a la aparición de la COVID-19, sigue presentando un dinamismo excepcional.

“Los estados Táchira, Zulia y Apure fueron escenario de la dinámica de los pasos fronterizos ilegales (trochas) y allí se pudo constatar la variedad de relaciones que se desarrollan entre las fuerzas de seguridad públicas (nacionales y estadales), los grupos armados irregulares de origen colombiano y los llamados colectivos venezolanos”.

Los organismos de seguridad del Estado venezolano -afirma la ONG- más que vigilar, custodiar y defender a la población en los territorios fronterizos, se ocuparon conjuntamente con los grupos irregulares colombianos y grupos colectivos venezolanos, de extorsionar por el uso y/o tránsito por las trochas.

“Los organismos de seguridad del Estado (FAES, Cicpc. Conas, GNB, entre otros) son los principales responsables de los enfrentamientos armados y por ende, de las muertes ocurridas en estos hechos.”

Asimismo la investigación enfatiza que lo largo de las fronteras venezolanas son evidentes los grupos de civiles portadores de armas de fuego, “FundaRedes ha advertido públicamente que la población civil que se relaciona de alguna manera con los grupos Irregulares que operan en la frontera están mejor dotados en armas que los agentes de seguridad del Estado”.

Los resultados del informe Curva de la Violencia 2020 permiten concluir que en la frontera venezolana la violencia persiste y que tiene como una de sus principales causas la lucha por el control de territorios por parte de grupos armados irregulares (GAI) que siguen actuando bajo la mirada indiferente y complaciente, de las autoridades venezolanas, pero también por la violencia a manos de agentes de seguridad del Estado que lejos de proteger a la población actúa en su contra con total impunidad.

SM PolíticosVzla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here