Hoy voy a hablar de unos de mis vegetales favoritos: los champiñones. Son deliciosos y se puede hacer de mil formas, bien sea como contorno o protagonista. El cultivo de los champiñones  se originó en Francia hacia el año 1650 y de allí fue pasando a diversos países de Europa y los españoles los trajeron a América.

Sin embargo, diversos tipos de hongos eran consumidos en Asia desde tiempos inmemoriales, donde se creía que las setas, en general, prevenían enfermedades y combatían el envejecimiento porque estimulaba las energías positivas a quien los comiera.

Los champiñones también se daban silvestremente en el norte de América, donde los indios nativos de Canadá y Estados Unidos los comían asados al fuego y en diversos estofados de carnes de cacería. Los champiñones son solo un tipo se setas, redondeadas con cabeza en forma de sombrerito que tienen un sabor muy peculiar y son bajos en calorías y ricos en agua.

Beneficios de comer champiñones

Los champiñones tienen selenio que contribuye al funcionamiento de la glándula Tiroides y se necesita para producir ADN, renovación celular y tiene propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres y, por ende, el envejecimiento.

Además son bajos en calorías, pues 100 gramos de champiñones tiene apenas 31 calorías por lo que es aliado perfecto para dietas de quienes deseen bajar de peso porque además da sensación de saciedad.

Aportan, por otra parte, 1,8 gramos de proteína que se encargan la regeneración celular y reparación de los tejidos, la muscular y la buena salud de piel y cabello.

Posee además 4 ramos de  carbohidratos necesarios para aportar energía al cuerpo, 14 gramos de magnesio necesario para más de 300 funciones orgánicas, 4 gramos de sodio que regula, entre otras muchas cosas, la función electrolítica; 47 gramos de potasio que alimenta las células y hace posible  el correcto funcionamiento del sistema nervioso; 115 gramos de fósforo que contribuye a tener huesos y dientes sanos, además de otros beneficios. Los champiñones tienen, igualmente, tiamina, riboflavina, niacina, vitaminas B6, B12, C  y A.´

Recetas con champiñones

Champiñones al ajillo

Ingredientes

  • Un kilo de champiñones
  • 10 dientes de ajos picaditos
  • Una rama de perejil fresco picadito (previamente, bien lavado)
  • Un chorrito de  aceite
  • Una cucharada de mantequilla (preferiblemente mantequilla y no margarina). Si no se dispone de mantequilla, mejor usar solo aceite.
  • Un chorrito de vino lanco (opcional)
  • Sal y pimienta.

Preparación

  1. Se deben lavar muy bien los champiñones y dejar escurrir por dos horas, luego de lavados
  2. Se lava bien el perejil  se pica, se pican, también los ajos y se ponen aparte
  3. Calienta el aceite y agrega los ajos
  4. Cuando empiecen a dorar se añaden los champiñones, la sal y la pimienta y se deja a fuego alto por un par de minutos, tras los cuales se le añade el chorrito de vino blanco si se tiene.
  5. Tras unos 10 minutos de cocción se espolvorea con el perejil picado y se apaga casi de inmediato.

Esta receta sirve para acompañar pollo asado, pescado al horno o para hacer tortillas de huevos  comer sobre una pasta o solo con pan o casabe.

Salsa para pastas con champiñones

Ingredientes

Medio kilo de champiñones lavados y cortados en lonjas

Media cebolla

5 dientes de ajo

Aceite

Un kilo de tomates pelados y licuados

Dos cucharadas de pasta de tomate

Media taza de aceitunas negras en ruedas (opcional)

Albahaca fresca

Preparación

Calentar el aceite y agregar la cebolla y el ajo picadito, cuando empiece a dorar se añaden los champiñones  se sofríe unos 10 minutos.

Se añaden los tomates licuados, la pasta de tomate, las aceitunas y la albahaca, se le añaden un par de vasos de agua, sal y pimienta y se deja cocinar por, al menos, una hora.

Se sirve sobre la pasta recién hecha.

Ceviche de champiñón

Ingredientes

  • Medio kilo de champiñones lavador y picado en lonjas
  • Dos tomates
  • Media taza de cilantro
  • Una  cebolla en julianas, preferiblemente morada, pero sirve blanca también
  • Un pimentó rojo
  • Un ají picante (si no te gusta picante, sirve el dulce)
  • Media taza de jugo de limón
  • Cuatro cucharadas de aceite (si se tiene de oliva mejor)
  • Dos pepinos sin semillas picados en cuadritos
  • Sal y pimienta

Preparación

En un bol coloca los champiñones lavados y pelados, el cilantro, la cebolla, el pimentón, el pepino, el ají picante, los tomates, el jugo de limón, la sal, la pimienta  y el aceite  y  mezcla bien. Espera al menos media hora para que los sabores se estabilicen antes de comer.

Esta receta es ideal para comes con tortillas (tipo Bimbo) pan tostado o galletas de soda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here