Nicolás Maduro, anunció que extenderá la semana de flexibilización hasta el domingo 22 del citado mes, para iniciar luego con el esquema establecido del 7+7.

Desde el Palacio de Miraflores, Maduro enfatizó que se empezará a vacunar en la primera etapa a personal médico, sanitario, trabajo social, las brigadas de casa por casa, de seguridad, diputados y varias autoridades contra la covid-19 con el lote de vacunas rusas que llegaron al país, que a su juicio tiene una alta efectividad.

Reiteró que sus pronósticos para iniciar masivamente la vacunación será el mes de abril, debido a un tema de dificultad en la producción. En ese sentido, anunció que la primera fase de inmunización comenzará el jueves 18 de febrero.

Aseveró que tanto él como su esposa, Cilia Flores, se vacunarán pero aún no saben cuándo será el proceso para llevarlo a cabo, al tiempo que reiteró que la Sputnik V «es hasta el momento la más avanzada del mundo. No me queda duda».

Sin embargo, comentó que se están estudiando varios fármacos para ser aplicados en el país y que será el Instituto Nacional de Higiene el organismo que dirá cuáles son los más idóneos. Se analizan las provenientes de China, Cuba y hasta planteó la posibilidad de manejar el «mercado privado», idea que «no le desagrada».

Dijo que se cancelaron 200 millones de dólares para la llegada de la vacuna rusa a Venezuela, las 10 millones de dosis anunciadas antes, de la actual fecha hasta abril y adelantó que la medicina china, Sinovac, podría ser aprobada. También mencionó que se está negociando con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) -vía Covax- la compra de unas 15 millones más mientras se liberan 300 millones de dólares que son provenientes del oro venezolano en el Banco de Inglaterra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here