El exalcalde metropolitano en el exilio, Antonio Ledezma envió una carta al presidente de Chile, Sebastián Piñera donde le pidió que tome el ejemplo de su homólogo de Colombia, Iván Duque y permita el ingreso de venezolanos migrantes a su país. «No le cierre la puerta a quienes huyen del infierno», expresó.

Ledezma se refirió a los millones de venezolanos que han tenido que salir del país debido a la crisis humanitaria que vive la nación desde hace varios años y destacó que mujeres, hombres y niños salen de su propia tierra «buscando salvarse del acoso que ponen en riesgo sus vidas».

Reconoció que en medio de este «desespero», algunos ciudadanos salen sin identificación y buscan pasar por pasos ilegales. En este sentido, destacó que no apoya la migración ilegal, pero pidió «compresión y compasión para quienes huyen por necesidad» y por «estar secuestrados por la corporación criminal que representa una amenaza seria para sus vidas».

Por lo que pidió a Piñera y a su gobierno tomar como ejemplo las medidas asumidas por el presidente Ivan Duque, quien regularizó la situación de miles de venezolanos que también ingresaron, forzosamente, a territorio colombiano por vías irregulares.

Asimismo, Ledezma pidió tener en cuenta los informes de la ONU, sobre los crímenes de lesa humanidad que ocurren en Venezuela y exclamó:

«¡Por Dios! No le cierren las puertas a los venezolanos, no los tiren a las pailas de ese infierno que encarnan los tiranos que nos desgobiernan, tengan presente que las puertas de Venezuela se abrieron, de par en par, para recibir a miles de ciudadanos de cualquier parte del mundo que huían de guerras, dictaduras y calamidades».

A continuación el texto íntegro:

Mensaje Público de Antonio Ledezma al Pte Sebastian Piñera y a los parlamentarios y demás autoridades de Chile:

Mientras en Venezuela millones de seres humanos resisten el acoso de un régimen cruel, otros millones de ciudadanos, entre los que se identifican a mujeres, hombres y niños, emigran de su propia tierra natal buscando salvarse del acoso que pone en riesgo sus vidas.

En ese esfuerzo desesperado algunos dan pasos sin reparar si tienen o no permisos para pisar el suelo ajeno, por donde se desplazan como parte de esas caminatas signadas por la desesperación y el dolor.
No apuramos la migración ilegal, pero sí pedimos comprensión y compasión para esas familias venezolanas que por estado de necesidad huyen de su propio terruño, secuestrado por esa corporación criminal que representa una amenaza seria para sus vidas.

Tomen en cuenta los informes de la ONU, uno rubricado por la Ex presidenta Michel Bachelet, en el que se certifica que en nuestro país, desgraciadamente, impera un régimen que comete crímenes de lesa humanidad y otro en el que se ratifica que en Venezuela se desarrolla una Crisis Humanitaria Compleja.

¡Por Dios! No le cierren las puertas a los venezolanos, no los tiren a las pailas de ese infierno que encarnan los tiranos que nos desgobiernan, tengan presente que las puertas de Venezuela se abrieron, de par en par, para recibir a miles de ciudadanos de cualquier parte del mundo que huían de guerras, dictaduras y calamidades.

La crisis humanitaria venezolana no se resuelve con medidas policiales ni militarizando las fronteras. Hay que más bien remediar las trabas que presentan los sistemas de visados, engorrosos y lentos que dan pie a la desesperación de las personas que procuran poner al día su estatus migratorio.

Tomen en cuenta el ejemplo de las medidas asumidas por el Pte Ivan Duque, que regularizó la situación de miles de venezolanos que también ingresaron, forzosamente, a territorio colombiano por vías irregulares. Usen la fuerza legitima no contra las víctimas de esa narcotirania madurista, sino contra quienes son una seria amenaza para la paz de Venezuela y la de toda la comunidad internacional.

Afectuosamente se despide de uds, con este pensamiento de Isabel Allende: “El exiliado mira hacia el pasado, lamiéndose las heridas; el inmigrante mira hacia el futuro, dispuesto a aprovechar las oportunidades a su alcance”.

Antonio Ledezma desde el exilio,
Alcalde legitimo de Caracas.
Madrid, 10 de febrero de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here