La gobernadora del Táchira Laidy Gómez consignó ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación,
Documento entregado en el Ministerio de Educación

La gobernadora del Táchira Laidy Gómez consignó ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación, la solicitud de incorporar a los docentes estadales en la asignación del bono Simón Rodríguez.

De esta manera, un total de 7.250 profesionales de la docencia, adscritos a la Dirección de Educación del Táchira, se beneficiarán con esta asignación económica que entrega el gobierno nacional.

La mandataria regional explicó que la nómina de maestros estadales, dependientes de la Dirección de Educación, incluye a los docentes contratados, docentes contratados administrativos, pensionados incapacitados, pensionados sobrevivientes, jubilados y a los docentes con funciones administrativas en cargos directos.

«Por ser un incentivo salarial, frente a la precariedad de ingresos por trabajos realizados que tienen los docentes estadales, hemos solicitado que se haga la homologación, que se compense a toda la nómina de docentes de la Dirección de Educación, puesto que es una necesidad y un derecho, y dicha homologación es un beneficio de interés colectivo para el gremio docente adscrito al ejecutivo regional», aseguró

Esperamos – señaló Gómez- que en la valoración de esta petición sea tomado en cuenta la necesidad salarial que tienen los maestros estadales y  «que el señor Ministro sea justo en la asignación del bono Simón Rodríguez, que hasta la presente, ha sido otorgado solo para los docentes nacionales”.

«Vamos a solicitar la homologación de todos los bonos que correspondan a la administración pública nacional, a la administración pública regional, ya que es una manera de tratar de complementar un poco el salario de nuestros funcionarios públicos, que hoy día se encuentra totalmente devaluado y que no compensa ni siquiera el gasto del transporte público para trasladarse a sus sitios de trabajo», puntualizó.

 Es necesario – dijo la gobernadora tachirense- mirar con humanidad, con necesidad social las realidades de nuestros funcionarios y ponernos en su lugar, pues es una manera de entender que los gobernantes tenemos que trabajar para buscar incentivos salariales que permitan tener una vida digna. 

“La fuga de profesionales en la administración pública es una de las mayores debilidades que tiene el ejecutivo a toda instancia y manejar los bonos discriminando los sectores no es la mejor estrategia para detener la diáspora de empleados públicos en todos los niveles de la administración”, aseveró He hecho esta solicitud – manifestó- esperando una respuesta positiva por parte del titular de educación Aristóbulo Istúriz y de esta manera sea otorgado el bono complementario al salario de los profesionales de la docencia de la administración regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here