La Corte Penal Internacional (CPI) puede abrir formalmente una investigación a Venezuela, pues todo lo que ha ocurrido en materia de derechos humanos para el país ha sido una “etapa preliminar”.

Así lo sugiere el defensor de DDHH, Feliciano Reyna, quien estima que hay indicios de que “habría esa necesidad de que la Corte lo hiciera, y entiendo que puede haber una respuesta”.

“En una situación de tanta gravedad, yo espero que el 2021 abra una oportunidad para que desde nuestras organizaciones podamos ir presionando para que internamente lleguemos a esos espacios de acuerdos posibles, porque al final está tan afectada la posibilidad de vivir dignamente, que tenemos que apoyar en solidaridad y buscar acuerdos políticos que se revierten en respuestas a la sociedad en acuerdos de paz”, apuntó.

En un año marcado por acontecimientos relacionados a los DDHH, Reyna apunta que “tenemos un desafío importante” y advierte que durante la pandemia del Covid-19 han quedado evidenciadas las fallas y desigualdades en muchos lugares y en Venezuela, “en este momento en el que los niveles de pobreza, necesidad, hambre, falta de acceso a servicios; es un registro de mucha exigencia de acción como sociedad para poder superar esas carencias”.

“Aquí la responsabilidad principalísima recae sobre el Estado, en organizarse para que este tipo de situaciones no ocurran y si ocurren, movilicen todo para resolverlo”, añadió, entrevistado en Unión Radio.

Y valoró que si bien han sido tiempos difíciles, “hay que destacar el papel de los defensores. Se va fortaleciendo un movimiento de derechos humanos importantísimo que hay que reconocer”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here