El director general de FundaRedes
Javier Tarazona Director General de FundaRedes

Javier Tarazona, director general de FundaRedes alertó a la comunidad nacional e internacional sobre el aumento de la criminalidad en los estados fronterizos.

Destacó en el balance de la Curva de la Violencia de noviembre del 2020 , el repunte histórico de feminicidios e infanticidios, que empiezan a convertirse en fenómenos crecientes en el país.

Preocupa de sobremanera – señaló Tarazona- el tema de los infanticidios, porque se trata de comportamientos que no se habían visto antes en Venezuela.

“El asesinato de niños y adolescentes requiere la mirada de la sociedad y acciones inmediatas para detener este tipo de hechos sangrientos”, dijo.

Según datos documentados en el informe Curva de la Violencia, que recoge cifras de los estados Táchira, Bolívar, Zulia, Apure, Amazonas, y Falcón, se han registrado en lo que va del año 2020 más de 30 infanticidios en los estados fronterizos de Venezuela y 72 feminicidios, destacó el defensor de DDHH.

Señaló que al analizar los índices de violencia de la frontera, Zulia ocupa el primer lugar, seguido por Bolívar y Táchira en tercer puesto.

“Estas entidades con grandes cifras de criminalidad, consecuencia de la disputa por el control de pasos ilegales, de actividades ilícitas, de enfrentamientos entre organizaciones delincuenciales, grupos armados irregulares y cuerpos de seguridad”, aseveró el director general de FundaRedes

Incrementaron también desapariciones y homicidios

Por otra parte indicó que el informe revela un aumento exacerbado de las desapariciones y de los homicidios.

“En noviembre de 2020 aumentaron en 1800% las desapariciones en comparación con el año 2019, pues mientras que en ese lapso se registró una persona desaparecida, en la misma fecha del año en curso, se documentaron 19 desparecidos”, argumentó.

En el caso de los homicidios – aseguró- el porcentaje aumentó en 78,95%, en 2019 se registraron 57 homicidios, y en el 2020 un total de 102 homicidios.

 “Estamos frente a una normalización de la violencia, es la cultura de la muerte como cotidianidad, un tema que debe llamar la atención de todas las instituciones, y de todos los sectores de la sociedad sin distinción alguna”, enfatizó

Desde FundaRedes como organización defensora de los Derechos Humanos – puntualizó Javier Tarazona- deploramos que la criminalidad se convierta en normalidad.

“Deseamos que se produzcan las acciones necesarias para que podamos transitar en otros contexto, más allá de los debates económicos y sociales, que permitan seguridad, dignidad y bienestar a la población”

Prensa FundaRedes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here