Natalia Streignard logró cumplir su sueño de formar su propia familia, pero antes de eso sufrió la agonía de una enfermedad como el Lupus.

La actriz venezolana de 50 años de edad, es madre de tres niños: Jacques, Gia y Gianni; pero el camino para lograrlo no fue sencillo.

“Cuando decidí dejar la televisión ya tenía 38 años, entonces sabía que tenía que someterme a tratamientos hormonales (para tener hijos), pero estaba dispuesta”, dijo la actriz.

En ese entonces, muchos le aconsejaron que no se sometiera a tratamientos hormonales, pues podía poner en riesgo su salud. Pero Streignard no los escuchó y decidió hacer lo que  le “decía su corazón”.

“Te llenan la cabeza de cosas: que las hormonas dan cáncer, que mientras más cosas te inyecten te puedes causar un problema grave de salud, que no inventes tanto. Y uno dice: ‘Es que yo no estoy inventando, o hago esto o no tengo hijos’. Entonces yo dije: ‘Ya está, Diosito me protege, yo lo estoy haciendo por un propósito maravilloso, por algo que no puede ser malo y Dios me está poniendo esta vía porque es la única que tengo”, contó.

Sin embargo, hubo un obstáculo al que se enfrentó en su deseo de ser madre y con el que la actriz no contaba: el lupus, una enfermedad autoinmunitaria crónica y compleja. “Yo tuve muchas pérdidas. Fue fuerte”, se sinceró Streignard.

“Perdí 5 barriguitas. Tuve varias pérdidas porque después me diagnosticaron lupus, entonces la enfermedad hacía que yo rechazara los bebés. O sea, sí el cuento es de novela. Pero valió la pena”, afirmó.

Pero después de un proceso de recuperación y muchos tratamientos la venezolana, al fin, pudo cumplir su sueño de ser madre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here