People wait for help by a house destroyed by heavy rains in Cucuta, Colombia, on November 18, 2020. - Heavy rains across the country have left at least 22 people dead and thousands homeless according to local authorities. (Photo by Schneyder MENDOZA / AFP)

El pasado martes la quebrada Tonchala, de la ciudad de Cúcuta, se salió de su cauce y «causó una gran inundación que arrasó todo a su paso».

La entidad confirmó el número de víctimas y aseguró que unas 209 viviendas, en su mayoría ubicadas en barrios marginales, resultaron afectadas.

La alcaldía de Cúcuta advirtió en Twitter sobre las consecuencias nefastas de construir viviendas «en zonas de alto riesgo», a las orillas de ríos y quebradas, como las sufridas la víspera durante esa «trágica noche».

Fronteriza con Venezuela, Cúcuta es una de las ciudades más pobres de Colombia, donde casi la mitad (45,4%) de la población vive con menos de tres dólares diarios.

Muchas de las edificaciones afectadas eran viviendas precarias de barrios de invasión.

Con las nuevas víctimas, la cifra de fallecidos en dos meses de intensas lluvias asciende a 27, sumado a decenas de heridos y miles de damnificados, de acuerdo a un consolidado de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres. 

Además, 26 de los 32 departamentos del país han sido castigados con 154 inundaciones, 143 deslizamientos, 56 vendavales, 47 temporales, 32 crecientes súbitas y tres tormentas eléctricas.

Según esta entidad, las lluvias catastróficas registradas este año en Colombia están relacionadas con el llamado fenómeno de La Niña, provocado por el enfriamiento del Océano Pacífico.

IOTA

Por otra parte el país lidia con los estragos causados por el paso del huracán Iota en el archipiélago caribeño de San Andrés, Santa Catalina y Providencia, que dejó al menos dos muertos y seis heridos.

Este miércoles, el presidente Iván Duque declaró la «situación de desastre» en el departamento insular, para facilitar la ayuda del gobierno central y el desembolso de recursos para paliar los daños en más del 90% de las edificaciones en Providencia. 

El cambio climático produce un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo cual genera huracanes y tormentas poderosos y con mayor cantidad de agua, que constituyen una amenaza para las comunidades costeras especialmente, según estudios del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here