Clara Ramírez, directora FundaRedes denunció la grave situación que viven los caminantes venezolanos (Foto: Fundaredes)

FundaRedes elevó ante instancias internacionales un denuncia sobre la grave vulneración de los derechos de los migrantes forzados venezolanos, quienes huyen del país por la emergencia humanitaria agravada con la pandemia por COVID-19.

En medio de este trayecto, los venezolanos sufren tratos crueles, inhumanos y degradantes; robos, extorsión, agresiones sexuales; además de enfrentar cuadros severos de deshidratación, desnutrición y problemas de salud producto de las largas caminatas, especialmente los grupos más vulnerables como son mujeres, niños y personas de la tercera edad.

Clara Ramírez, directora de FundaRedes, detalló que la denuncia fue presentada ante la Relatoría sobre los derechos de las personas migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH);  la Relatoría para Venezuela de la misma institución; la Relatoría especial de derechos humanos de los migrantes de Naciones Unidas, y ante la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet.

La Directora de FundaRedes recordó que esta organización defensora de derechos humanos, ha documentado casos de vulneraciones a migrantes forzados conocidos como “caminantes”, especialmente la situación de las mujeres, quienes han relatado lo que han vivido en los puntos de control o alcabalas, donde los funcionarios de cuerpos de seguridad les exigen dinero para dejarlas transitar, o les insinúan que deben pagar con actos sexuales.

Clara Ramírez narró que han documentado denuncias del personal de salud de la red de ambulatorios de la frontera, quienes contaron que reciben a niños y adolescentes en condiciones de deshidratación y desnutrición, y presentando diversas patologías, producto de las largas caminatas que emprenden con sus familias desde el centro y oriente del país, hacia la frontera para lograr salir a Colombia en busca de sobrevivir ya que en Venezuela se encuentran en absoluta miseria.

Otra de las adversidades a las que se enfrentan los migrantes forzados, denunciada por FundaRedes, es a la actuación de grupos armados irregulares que controlan los pasos ilegales (trochas) que comunican a Venezuela con Colombia, donde les exigen pagos en divisas para permitirles cruzar la frontera, pero además muchos de los jóvenes y adolescentes son reclutados por estas organizaciones criminales para sumarlos a sus filas.

Es por ello que, una vez más, desde FundaRedes levantan la voz ante la comunidad internacional, para que sepan la situación que se presenta en Venezuela, con este repunte de migración forzada en plena pandemia por COVID-19, etapa en la que el Estado venezolano, en lugar de proteger a los ciudadanos y garantizarles condiciones dignas de vida, ha generado esta estampida de personas desesperadas que ven en otros países una oportunidad para subsistir.

Redacción Prensa Fundaredes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here