Posiblemente el tomate es, junto con la cebolla, el pimentón y la papa, unos de los alimentos de origen vegetal más consumidos en el mundo entero. Es la estrella de la comida mediterránea  es el rey de las salsas italianas de pastas y pizzas.

Sin embargo, es originario de América. Aunque existe versiones contradictorias que ubican su origen en México y en la parte norte y noreste de Suramérica, se sabe que se consumía desde la tierra de los Aztecas hasta La Patagonia.

Su nombre proviene de la palabra en lengua náhuatl xītomatl, idioma que se hablaba (y se habla aún hoy) en lo que  hoy es México  y parte de Centro América. Significa “fruto con ombligo”. De hecho, existen regiones de México en los que se le llama “jitomate”, posiblemente, por herencia de su vocablo original.

Se cree que se consumía unos 2 mil 500 años antes de Cristo por muchos pueblos de toda América Latina y llegó a Europa hacia el siglo XVI donde hoy por hoy forma parte de la comida local en muchos países.

Aunque existen muchísimos tipos de tomate, se cree que los nativos americanos consumían por igual los verdes y amarillos que los rojos que hoy predominan en las cocinas de todo el mundo. En tal sentido, los historiadores culinarios creen que los primeros tomates que llegaron a Europa fueron amarillos y se afianzó su uso en el sur de España y en Italia, en este último se le conoce como “pomodoro” o pomo  (fruto con pulpa jugosa) de oro.

Jugoso, rico y diverso

Pese a que se consume como una verdura es, es realidad, una fruta. Existen muchos tipos de tomates. Veamos algunos:

1.- El tomate kumato: es oscuro y muy apreciado en la cocina europea, canadiense y turca. Su pulpa es dulce y se cree que es originario de las islas Galápagos.

2.- El Tomate pera: Es el más usado en Venezuela junto al manzano. Es dulce y suave y también se le conoce como tomate romano.

3.- Tomate Raf: Es un tomate creado a partir de los tomates originales. Se usa mucho en España y es resistente a diversos hongos y plagas.

4.- El tomate corazón de buey: Es un tomate gigante, pues pueden llegar a pesar más 500 gramos, son pulposos y dulces, se suelen hacer rellenos y en ensalada.  

5.- Tomate Cherry: Se les llama así porque son pequeños como una cereza. Se usan en ensaladas y otros platos por su estética y el colorido que da al plato.

6.- Tomate redondo y liso: llamado en Venezuela tomate manzano es ancho y aplanado y su sabor es rico y jugoso.

7.- Tomate amarillo: Este tipo de tomate es el mismo tomate rojo, redondo y liso con una mutación en un gen. Es decir, una planta de tomates rojos puede producir tomates amarillos. Su sabor no varía mucho, pero si su colorido en el plato.

Comamos tomate y seamos sanos

Se dice que la dieta mediterránea es una de las más sanas del mundo y una de sus estrellas o base en los platos es el tomate. Es que esta fruta es refrescante sabrosa, combina excelentemente bien con otros ingredientes y posee un cúmulo enorme de beneficios para la salud:

1.- Posee vitamina C que es la responsable de crear nuevos tejidos en el cuerpo. Es responsable de que la multiplicación celular y, por lo tanto, un potente antioxidante y antienvejecimiento.

2.- Es rico en vitamina A, muy necesaria para tener ojos y dientes sanos.

3.- Alto en vitamina K que es la responsable de la coagulación de la sangre y evita hemorragias. También ayuda al crecimiento óseo.

4.- Tiene alto contenido de hierro que es un componente esencial de la hemoglobina y se encuentra en la sangre. Su carencia produce anemia y retraso en el desarrollo del organismo.

5.- Como es en gran parte agua es diurético y ayuda a las funciones renales.

6.- Contribuye a una excelente digestión por su contenido de fibra.

Salsa básica de tomate para pastas

Ingredientes:

  • Dos kilos de tomates muy maduros
  • Media cebolla grande
  • Cuatro dientes de ajo
  • Aceite
  • Albahaca u orégano (yo prefiero albahaca)
  • Pimienta o ají picante (opcional)
  • Sal al gusto
  • Media cucharadita de azúcar o miel.

Preparación

1.- Se lavan bien los tomates y se le hace, en la parte de abajo, un pequeño corte en forma de X y se llevan a hervir en agua. Cuando hiervan se apagan y se ponen a colar. Hay que esperar que se enfríen y se les quita la piel con facilidad. Se pueden cortar en cuadritos o licuar. Es a gusto del comensal. Yo los licuo.

2.-  Se pica la cebolla y el ajo y se sofrían en aceite, cuando comiencen a dorar se le agregan los tomates licuados o picados e trocitos y se le añade dos litros de agua. También se le añade la sal y el picante si así se desea.

3.- Se deja a fuego alto hasta que hierva y luego se baja y se deja cocinar hasta que se seque toda el agua. Esto debe hacerse por, al menos, dos horas.

4.- Se le agrega la media cucharadita de azúcar y la albahaca (o el orégano) y se deja hervir cinco minutos más.

5.- Sirve para comer  con cualquier tipo de pasta, larga o corta. Se le puede espolvorear un queso de sabor fuerte como el parmesano, pecorino o manchego. Pero, se puede comer sin queso también.

6.- Si bañas con ella ruedas de berenjena o calabacín crudos y los se espolvorean con queso y se hornean hasta gratinar es ideal para dietas bajas en carbohidratos.

Tomates rellenos

Ingredientes:

Para 6 personas

  • 6 tomates manzanos
  • 2 tazas de pan rallado (para intolerantes al gluten, harina de maíz)
  • 2 huevos (para veganos media taza de harina de garbanzos)
  • 2 tazas de queso (los veganos pueden usar queso vegetal u obviar el ingrediente)
  • 4 dientes de ajo machacado
  • Media cucharadita de orégano
  • 5-6 hojas de albahaca
  • Sal y pimienta
  • Aceite.

Preparación:

1.- Se cortan los tomates por la parte de arriba y con una cuchara se saca toda la pulpa y se coloca en un bol.

2.- Se le agregan todos los demás ingredientes y se amasan bien. Debe quedar una pasta cremosa. Si es necesario se le puede agregar un poco de agua o leche

3.- Se rellena con esa pasta cada tomate  y se colocan de pie en una fuente para hornear que se a engrasado con anterioridad.

4.- Se espolvorean con queso por encima (ideal sería usar parmesano o pecorino) y se hornean por unos 30/35 minutos a 200 grados con calor por debajo y por encima.

5.- Para los amantes de la carne o el pollo, las tazas de pan rallado pueden sustituirse por carne o pollo molidos y se mezclan con todos los ingredientes y una taza de arroz cocido y se dejan un poco más en el horno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here