El ex preso político y líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, confesó que el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, trabajaba con él para el alzamiento militar del pasado April 30, 2019 pero, al final, no se pudo concretar.

“En medio de ese momento, de esas semanas donde había una gran efervecencia en la que se pudiese dar una movilización que fuese acompañada por sectores militares y policiales, en paralelo, se venía trabajando en una sentencia que iba a aprobar el TSJ. Maikel Moreno, presidente del TSJ, venía trabajando con nosotros directamente en una sentencia que: 1) desmantelaba la ANC, 2) desconocía la elección presidencial de mayo 2018 y 3) convocaba a elecciones presidenciales. Esa sentencia se redactó y Maikel Moreno se comprometió a publicarla ese mismo día entre las 10 y 11 de la mañana”, explicó López en entrevista con Fernando Del Rincón.

El dirigente, hoy en España, desconoce lo que sucedió y por qué Moreno no cumplió.

“¿Qué pasó?. No lo sé, pero lo cierto es que Maikel Moreno no cumplió. El elemento de la sentencia que iba a acompañar la movilización no ocurrió y evidentemente la propuesta que nosotros estábamos haciendo no se pudo materializar. El objetivo era que la manifestación generara una crisis militar máxima que culminara con un nivel de presión que provocara la salida de Maduro del poder”, agregó.

Leopoldo López develó que en esa operación “estaban involucradas las figuras más altas del poder, las razones no la sé, en el fondo no tenían los votos o no habían podido amarrar para que esa sentencia fuese aprobada”.

Dijo también que esa madrugada vio a muchos militares que le dijeron que se ponían el uniforme “orgullosos” por creer que hacían lo correcto para el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here