La berenjena: tan versátil como sabrosa

La berenjena, cuyo nombre científico es Solanum melongena y le3 fue dado por el botánico sueco Carlos Linneo, es un fruto que se consume desde mucho antes del nacimiento de Cristo. Las primeras constancias históricas que se tienen de él son de 2 mil años antes de nuestra era, pero, no en el mundo occidental sino en la India y China, donde era ampliamente consumida.

Fueron los pueblos nómadas árabes los que la llevaron a África por la ruta de la seda mil años antes de Cristo, pero en la Edad Media, cuando entra a Europa, pero por alguna extraña razón no se comía, sino que se usaba de planta ornamental.

A su entrada a occidente se le atribuyeron problemas de salud, por lo que se dejó de comer. La larga estancia de los árabes en España la popularizó primero en España y liego al resto de Europa. Uno de sus primeros defensores fue el botánico y agrónomo Alonso de Herrara, quien dio incluso instrucciones de como cocinarla en su libro Agricultura General.

Herrera aclaró que la “verenjena” como la llamaban entonces, debía cocinarse con tocino y que debía “desemponzoñarse” con “buen vino”. Tal vez se refería al sabor un poco amargo que tiene la berenjena, razón por la cual muchos adeptos a la cocina la remojan en agua con sal o las ponen a escurrir su líquido  en un colador y espolvoreándoles sal. Además se deben comer siempre cocidas y nunca crudas.

El asunto es que la berenjena fue ganándose un puesto en la comida mediterránea y hoy es muy consumida en toda esta región europea. Obviamente, se vino de España con los conquistadores españoles y se difundió por América.

Propiedades de las berenjenas

1.- Las berenjenas están compuestas de un 92% de agua  y posee poseen pocas calorías (menos de 22 calorías por cada 100 gramos). Eso la hace ideales para regímenes alimenticios para perder peso o equilibrar los valores de glicemia o colesterol en el organismo.

2.- Poseen un alto contenido de fibra que favorece el tránsito intestinal, combate el estreñimiento y problemas o afecciones gástricas e intestinales.

3.- Posee minerales como el calcio que ayuda a prevenir problemas óseos y mantiene dientes sanos; potasio que equilibra los valores electrolíticos normales y es coadyuvante para las funciones cardíacas; azufre que contribuye a la desintoxicación hepática y a ayuda a sintetizar queratina y colágeno, las cuales mejoran la piel, uñas y cabello y hiero combate la anemia, ya que es muy importante a la hora de producir glóbulos rojos.

3.- Contiene vitaminas B y C.  Las primeras son las que entran en el proceso de ayudar a producir sangre, favorecen el equilibrio metabólico y al funcionamiento del sistema nervioso y la segunda es la que intervienen en el proceso de producir nuevas células de tejido, tendones, huesos, ligamentos y vasos sanguíneos.

4.- Tiene un alto contenido se serotonina que es un neurotransmisor al que se le llama “la sustancia de la felicidad” porque interviene en el estado de ánimo de las personas.

5.- Al tener altas cantidades   de ácido clorogénico flavonoides y de ayuda a quemar grasa en el organismo y a prevenir el envejecimiento celular.

6.- Como tiene pequeñas cantidades solanina que es un alcaloide que usan las plantas para defenderse de insectos y patógenos que las atacan, se recomienda salarlas antes de cocinarse para que lo eliminen.

Berenjenas empanizadas (al horno)

Ingredientes

  • Dos berenjenas grandes cortadas en ruedas de un centímetro de espesor
  • Dos huevos
  • Dos cucharadas de aceite
  • Molde engrasado
  • Sal, pimienta, ajonjolí (opcional)
  • Comino (opcional)
  • Dos cucharadas de sal para sacarles el jugo amargo
  • Pan rallado o harina Pan para empanizar

Preparación

1.- Se colocan las berenjenas en un bol y se espolvorean con la sal. Se llevan a un colador y se les pone un plato abajo para que vayan soltando el agua amarga que tienen. Se deja una hora

2.- Se lavan bien las ruedas de berenjenas y se secan. Cuidado de no romperlas

3.- Se mezclan los huevos  con el aceite y se le echan  la pizca de sal, pimienta y comino.

4.- Se pasan las ruedas de berenjenas por el huevo y después por el pan rallado o la harina Pan y se colocan en un molde engrasado o con papel de repostería.

5.- Se hornean por unos 45 minutos a temperatura media. Esto va a depender de la potencia del horno. También se pueden freír, pero hay que tratar de evitar las frituras.

Estas berenjenas preparadas así sirven para hacer sándwiches, sobre todo para aquellas personas que no toleran el gluten o que desean hacer dieta bajas en panes. Vea la imagen anexa:

Berenjenas encurtidas

Ingredientes

  • 8 o 10 berenjenas peladas y cortadas en tiritas
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite
  • Ajo
  • Orégano
  • Ají picante o guindilla (opcional)
  • Frascos herméticos

Preparación 1:

1.- Se agarran las tiritas de berenjena y se colocan por capas en un  frasco alto y se le echa una pizca de sal y un chorrito de vinagre. La idea es que a todas las tiritas les caiga por igual sal y vinagre. No importa que, al final, el vinagrare tape las berenjenas.

2.- Se dejan en esa preparación 24 horas.

3.- Pasado todo el día se escurren bien y se exprimen con mucha fuerza y se colocan en un bol.

4.- Se aderezan con el ajo picadito y el orégano y el ají picante si así se desea y se colocan en los frascos herméticos y se llenan de aceite hasta la mitad.

Se deben dejar al menos una semana para que agarren bien el sabor de todos los ingredientes.

Preparación 2:

1.- Se colocan dos litros de agua y uno de vinagre a hervir con una cucharada de sal.

2.- Cuando hierva se echas las tiritas de berenjenas y se deja cocinar 5-8 minutos.

3.- Se escurren bien en un colador por al menos una hora.

4.- Se colocan en un bol y se  aderezan con el ajo picadito y el orégano y el ají picante si así se desea y se colocan en los frascos herméticos y se llenan de aceite hasta la mitad.

En esta receta no hace falta dejarlas en sal para que boten el agua amarga porque al cocinarlas, la eliminan.

Se deben dejar al menos una semana para que agarren bien el sabor de todos los ingredientes.

Son ideales para comer con una rebanada de pan tostado, algunos trocitos de tomate, aceitunas y hasta ruedas de huevo sancochado.

También se pueden comer solas con pan tostado sin nada más:

Con galletas de soda o galletas saladas también son exquisitas:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here