Este lunes fue liberado un joven argentino que fue secuestrado en la ciudad de Buenos Aires, tras permanecer cinco días sometido por sus captores. Según investigaciones judiciales, el flagelo fue gestionado desde Venezuela y Colombia.

La víctima pertenece a la familia propietaria de supermercados de Quilmes, a quienes extorsionaron y obligaron a realizar exuberantes pagos en bitcoins.

Según lo reseñado en el portal de La Nación, es la primera vez que autoridades argentinas rastrean un secuestro en el que se exige el pago de rescate en criptomonedas. Además precisan que uno de los sospechosos fue identificado y se cree que todos los ejecutores del crimen son de nacionalidad venezolana.

“Se logró identificar a uno de los autores, cuya detención se ordenó, aunque sigue prófugo. Se dispusieron diversos allanamientos y se halló el lugar de cautiverio de la víctima“, informaron.

Asimismo señalan que la investigación contó con la colaboración de la Fiscalía Nacional de Colombia.

“Se trató de un secuestro extorsivo muy complicado para investigar. Tuvimos que pedir la colaboración de la Fiscalía Nacional de Colombia porque se descubrió que las llamadas extorsivas se hacían desde ese país. Los delincuentes comenzaron exigiendo una cifra exorbitante en bitcoins. La familia hizo una serie de pagos de manera electrónica”, dijeron las fuentes.

La Nacion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here