La coordinación de Nutrición y Dietética de Corposalud continúa brindando atención a los niños del Táchira que se encuentran en riesgo de desnutrición.

Desde que se implementó la cuarentena la consulta habilitada en la sede de la corporación atiende un total de 20 infantes, a quienes se les entregan los suplementos nutricionales donados por Unicef, en el marco de la ayuda humanitaria.   

Graciela Watts, coordinadora regional de Nutrición y Dietética, señaló que el trabajo que se viene ejecutando de la mano con Unicef continúa afianzándose pese a la pandemia, por lo que cada semana de flexibilización los niños menores de 12 años que acuden a la consulta son evaluados exhaustivamente para hacer la entrega de su suplemento.

“Desde agosto se está trabajando con los niños mayores de cinco años que no estaban registrados, pues la valoración de Unicef solo estaba dirigida a menores de cinco años, pero ante el estado nutricional de estos niños se hizo la petición para que también tuvieran el beneficio”, agregó.

Watts indicó que la consulta no solo recibe niños con un alto riesgo de desnutrición por déficit, también se atienden menores que padecen la desnutrición por exceso o sobrepeso y para ambos casos hay un tratamiento específico.

“Es importante saber que los niños que tienen sobrepeso también tienen un problema, sufren de lo que se conoce como hambre oculta, es decir estos niños pese a su sobrepeso carecen de nutrientes como calcio, zinc y vitamina B12”, dijo.

Watts instó a las madres del Táchira que tengan un infante con alguna condición de desnutrición, a inscribirlos en el programa nutricional de Corposalud-Unicef; para ello deben dirigirse a la sede de la Corporación de Salud, ubicada en la 5ta Avenida. “Estamos ubicados en el tercer piso y pueden acudir los lunes y jueves, días designados para atender los nuevos ingresos”. Carmen Díaz//Prensa Corposalud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here